Translate this blog in your languaje!

KILLJOYS NO OLVIDEN REVISAR NUESTROS ARCHIVOS TENEMOS INFORMACION DESDE 2001 HASTA LA FECHA!

viernes, 29 de marzo de 2013

[Traducción] Un vigilia, sobre pájaros y vidrios: Gerard Way

Desperté ésta mañana aún soñando, aún no totalmente consciente. El sol brillaba a través de las ventanas, tocando mi cara, y luego, una profunda tristeza me embargó, trayéndome, inmediatamente, a la vida y a la realización de que… My Chemical Romance ha terminado. 
Bajé las escaleras para hacer lo único en lo que podía pensar para recuperar la compostura… 

Hice café. 

Mientras el goteo comenzaba, en ese silencio que sólo pasa en las mañanas y siendo el único despierto, caminé fuera de mi casa, dejando la puerta abierta detrás de mi. Miré a mi alrededor y comencé a respirar. Las cosas parecían ser iguales… un hermoso día. 

Cuando me devolví a la casa, escuché un sonido desde adentro, un chillido y un crujido. Y noté que un pequeño pájaro marrón había volado dentro de la biblioteca. Naturalmente, entré en pánico. Sabía que tenía que ver al pájaro por seguridad y supe que tenía que mantener el orden de las cosas en nuestro hogar, y que él no podría quedarse con nosotros. Lo perseguí (aún asumiendo que era un “él”) hasta mi oficina en donde hay unas ventanas muy grandes. 

Justo en ese momento, y por suerte, escuché los pasos de Lindsey bajando las escaleras, y naturalmente, siendo tan serena como lo es ella, tomó una manta y entró en la oficina. Era imposible atraparlo, y comencé a abrir las ventanas que estaban en dirección a Lindsey. Solamente para darme cuenta de que éstas tenían mosquiteros. El pájaro comenzó a volar hasta el vidrio una y otra vez y en diferentes direcciones.

Smack. 

Smack.

¡Smack! 

Escuché otro par de pasos, eran de Bandit, corriendo por las escaleras en la anticipación de un nuevo día. Su entrada en la situación causó la cantidad justa de caos (ella estaba muy entusiasmada por conocer al pájaro) y para cuando nos dimos cuenta, estábamos persiguiendo al pájaro por toda la sala. Sabiendo que esto podría ponerse pegajoso, siendo los techos altos y con vigas, abrí la puerta delantera mientras Lindsey hizo su mejor intento de alentar a nuestro nuevo amigo fuera de la puerta. Luego de un poco de engatusamiento, vuelos, chillidos, un giro equivocado dentro de la biblioteca y una corta despedida para Bandit, él simplemente salió por la puerta… tomando vuelo a la quinta vuelta. 

Celebramos. 

Ya no estaba triste. 


No me había dado cuenta, pero había dejado de sentirme triste en el minuto en el que el pájaro entró en mi vida, porque había algo que necesitaba hacerse, un pequeño buque que auxiliar y un orden que mantener. Cerré la puerta. Decidí escribir la carta que siempre supe que haría. 
A menudo, mi naturaleza es ser abstracto, escondido a simple vista o en ningún lugar. Siempre he sentido el arte que he hecho (solo o con amigos), conteniendo toda mi intención cuando son realizados correctamente, y en consecuencia, las explicaciones no son necesarias. Simplemente no está en mi naturaleza excusarme, explicarme o justificar cualquier acción que he tomado como resultado de haberlo pensado con mente clara y siendo sincero conmigo mismo. 

Siempre he sentido que ésta situación que envuelve el final de ésta banda, sería diferente; cuando eventualmente sucediera. Sería críptico en su existencia, y abierto en su muerte. 

Las más claras acciones vienen de la verdad, no de la obligación. Y la verdad de los hechos es que amo a cada uno de ustedes. 

Así que si esto te encuentra bien, y derrama un poco de luz en algo, o en mi cuenta personal y sentimientos en los hechos, entonces viene de éste 
amor, mutuo y compartido; no de un deber. 


Amor. 

Éste siempre ha sido mi intención. 


My Chemical Romance: 2001-2013



Fuimos espectaculares. 

En cada show supe esto, en cada show lo sentía con o sin confirmación externa. 

Hubo algunos fallos, a veces nuestro equipo de segunda mano se rompía, otras veces no tenía voz… pero aún éramos geniales. Había creencia en lo que éramos, pero también otras cosas, todas vítales. 

Y todas las cosas que nos hacían geniales fueron las mismas que iban a terminar con nosotros…


Ficción. Fricción. Creación. Destrucción. Oposición. Agresión. Ambición. Corazón. Odio. Coraje. Despecho. Belleza. Desesperación. AMOR. Miedo. Glamour. Debilidad. Esperanza. 

Fatalismo. 


Ese último es muy importante. My Chemical Romance tenía, construido dentro de su núcleo, un “aprueba de fallos”. Un dispositivo del “día del juicio final” que, cuando algunos sucesos pasaban o dejaban de ocurrir, explotaría. Compartí el conocimiento de esta “falla” dentro de las semanas de su comienzo. 

Personalmente, lo adopté porque, de nuevo, nos hacía perfectos. Una máquina perfecta, hermosa, pero a pesar de eso, conocía su sistema. Debajo de la directiva de terminar antes de que se transformara en un compromiso. De proteger la idea- a todas costas. Esto probablemente suena como algo arrancado de un comic, y ese es el punto. 


Sin compromisos. Sin rendirse. De ninguna manera. 


Para mi, eso es rock and roll. Y yo creo en el rock and roll. 



No era tímido sobre a quién le decía esto, no a la prensa, o a un fan, o a un familiar. Está en las letras, en las bromas. Vi de seguido como los periodistas reían disimuladamente con la mención de esto, asumiendo que yo estaba siendo sensacionalista o melodramático (en su defensa, estaba vestido como un líder de una banda apocalíptica, con un vestido de hospital y una cara cubierta en pintura expresionista; así que era bastante justo). 


Aún no estoy seguro de que si el mecanismo funcionaba correctamente, porque no era como una explosión sino un proceso mucho más lento. Pero aún daba con el mismo resultado, aún con el mismo motivo… 

Cuando llegue el momento, nos detendremos. 


Es importante entender que para nosotros, la opinión de que sí o no era, de hecho, ya el momento, no se transmitía desde la audiencia. De nuevo, esto es para proteger la idea para el beneficio de la audiencia. Muchas bandas han esperado confirmaciones externas para saber que ya es tiempo de dejarlo, a través de las ventas de boletos, la tabla de posicionamiento, botellas de orina… cosas que no influyen en nosotros, y de cualquier forma, seguido pasa que es muy tarde cuando llegan. 


Deberías saberlo dentro de ti. Si escuchas a la verdad dentro de ti. Y la voz de adentro se vuelve más fuerte que la música. 

Ahora-


Hay muchas razones del por qué My Chemical Romance terminó. El gatillero no es importante, así como lo eran los mensajeros – pero el mensaje, de nuevo y siempre, es algo importante. Pero reiterando que, esta es mi cuenta, mis razones y mis sentimientos. Y puedo asegurarles que no hubo divorcio, discusiones, fracasos, accidentes, villanos, o cuchillos en la en la espalda de lo que causó esto; de nuevo, no fue culpa de nadie y ha estado en silencio dentro del trabajo, aún si lo sabíamos o no, desde hace mucho más que cualquier sensacionalismo, escándalo o rumor. 

No hubo siquiera un resplandor de gloria en una lluvia de balas… 


Estoy detrás de escena en Asbury Park, New Jersey. Es sábado, 19 de Mayo del 2012 y estoy yendo y viniendo detrás de masiva cortina negra que lleva al escenario. Siento la brisa del océano encontrar su camino alrededor de mi y miro a mis brazos, los cuales están cubiertos de gaza fresca, causada por una batalla perdida con un sarpullido, el cual había sido un problema misterioso en los últimos meses. Normalmente, no estoy nervioso antes de un show, pero ciertamente estoy lleno de mariposas la mayoría del tiempo. Esto es diferente, una ansiedad extraña recorriéndome y sólo puedo pensar que es el sexto sentido que uno siente antes de su último momento con vida. Mis pupilas se reducen a cero y dejado de parpadear. Mi temperatura corporal se enfría. 

Nos dan la señal para entrar en el escenario. 

El show es… bueno. No genial, no malo, sólo bueno. Lo primero que noto me toma por sorpresa, no la gran cantidad de personas frente a nosotros sino a mi izquierda – la costa y la inmensidad del océano. Mucho más azul de lo que recuerdo cuando niño. El cielo es igual de vibrante. Me desempeño en semi-automático, y algo está mal. 

Estoy actuando. Nunca actúo en el escenario, incluso no cuando parece que lo estoy haciendo, incluso cuando estoy exagerando o cuando estoy dando discursos. De repente, me he vuelto consciente de mi mismo, casi como si estuviera despertando de un sueño. Comienzo a moverme más rápido, más frenético, intranquilo – tratando de sacudírmelo—pero todo lo que logró crear fue silencio. Los amplificadores, los gritos, todos comenzaron a desvanecerse.

Todo lo que quedaba era la voz interna, y podía escucharla claramente. No tenía por qué gritar – estaba susurrando, y me decía brevemente, sencillamente y amablemente – lo que tenía que decir.


Lo que dijo, es entre la voz y yo. 

Lo ignore, pero los meses siguientes estuvieron llenos de sufrimiento para mi – me ahuequé, deje de escuchar música, nunca tomé un lápiz; comencé a caer en viejos hábitos. Toda la vitalidad que solía ver, comenzó a verse sin saturación. Perdida. Solía ver arte o magia en todo, especialmente en lo mundano— esa habilidad estaba debajo de la destrucción. 


Lentamente, una vez que me hice suficiente daño, comencé a salir del agujero. Limpio. Cuando logré salir, lo único que quedaba dentro de mi, era la voz, y por segunda vez en mi vida, no la ignoré—porque era mi misma voz. 

Hay muchos roles que jugar en para todos nosotros en éste final. Podemos desear el bien, desear el mal, simpatizantes, vilipendios, comediantes, nubes de lluvia, victimas… 

Nuevamente, el último, es importante. Nunca me he visto como una víctima, tampoco a mis camaradas, o a los fans—especialmente no a los fans. Adoptar ese rol ahora sería legitimar todo lo que los tabloides han tratado de nombrarnos. Más importante aún, perdería totalmente el punto de la banda. Y entonces, ¿qué habremos aprendido? 

Con honor, integridad, clausura, y en nuestros propios términos – las puertas se cierran.

Y otras se abren- 

Ésta mañana desperté temprano. Rápidamente me cepillé los dientes, me puse unos pantalones sueltos y entré en mi carro. Gentilmente me apresuré a la 405 a través de la niebla matutina a un estacionamiento cualquiera en Palo Verde, donde tenía que encontrarme con un gentil caballero llamado Norm. Era mayor que yo, y proclamado por sí mismo, “hippie”, pero también tenía la energía de un chico de 16 años con una banda de garage-rock. El propósito del encuentro era la entrega de un amplificador para mi posesión. Recién se lo había comprado y ambos habíamos acordado que el envío sería hostil con los tubos—así que él fue lo suficientemente amable para encontrarme a mitad de camino. 

Un Fender Princeton Amp de 1965, sin reverberación. Un pequeño y hermoso dispositivo. 


Me mostró los puntos más finos, el alta voz, el enchufe, la etiqueta original y la marca con tiza del hombre o mujer que lo construyó… 
― Éste amplificador habla. – me dijo. 


Y yo sonreí. 

Tomamos café, hablamos sobre láminas de oro y sobre la vida. Nos sentamos en el carro y tocamos la música que cada uno había hecho. Nos separamos, prometiendo mantenernos en contacto y manejé devuelta a casa. 


Cuando quise comenzar My Chemical Romance, empecé sentándome en el sótano de mis padres, tomando un instrumento que había abandonado por los pinceles – una guitarra. Era una Fender Mexican Stratocaste, de los 90, de color Azul Lago, pero en mi juventud decidí que era muy limpio y básicamente la dañé, mostrando un poco la roja pintura detrás de la azul—el color que tenía que ser. Sumándole una pieza de cinta plástica en el mástil, se sentía aceptable. La conecté a un pequeño Crate Amp con distorsión y comencé a tocar las primeras notas de Skylines and Turnstiles. 


Todavía tengo esa guitarra, y está sentada al lado del Princeton. 

Tiene una voz, y me gustaría escuchar lo que tiene por decir.


En conclusión, quiero agradecer a cada fan. He aprendido de ustedes, tal vez más de lo que ustedes han aprendido de mí. Mi único arrepentimiento es que soy malo con los nombres y despedidas. Pero nunca olvido una cara, o un sentimiento – y eso es lo que me queda de todos ustedes. 

Siento amor. 

Siento amor por ustedes, por nuestra crew, nuestro equipo y por cada uno de los humanos con los que he compartido el escenario… 


Ray. Mikey. Frank. Matt. Bob. James. Todd. Cortez. Tucker. Pete. Michael. Jarrod.


Ya que soy malo con las despedidas, me rehúso a dejar que ésta sea una. Pero les dejo con una última cosa… 

My Chemical Romance terminó. Pero nunca puede morir. 

Está vivo en mi, en los chicos, y está vivo dentro de todos ustedes.

Siempre supe eso, y creo que ustedes también. 


Porque no es una banda-
Es una idea. 

Amor,
Gerard



Fuente: Twitter de Gerard Way
Traducción: Cementerio de Payasos

3 comentarios:

Jessica Gonzalez dijo...

ok, leer esto me rompe demasiado el alma, se que llevaban 12 años, de los cuales conoci 4, pero no me arrepiento de escucharlos. Conocerlos fue una bendicion, a mi punto de vista claro. No creo que sean moda para nosotros los killjoys. Cada paso que daban estos chicos era para mi una hazaña. Y mas tristeza me da que escribo escuchando The world is ugly. Asi que como dice Gerard, esta en nuestros corazones y para mi nunca moriran, never die!! Saludos Killjoys!!!

Brokeheart dijo...

La verdad no la había leído, pero no puedo evitar sentir un verdadero dolor dentro, mcr ha acompañado mucho en nuestras vidas, y digo en nuestras porque sé que para más de uno ha cambiado algo en nosotros mismo, nos refugiamos en ellos, en un ideal, en su música cada vez que lo necesitábamos.
La idea del término es en primera instancia incredulidad, no puedes aceptar que algo tan importante haya acabado, pero a la vez es resignación, no podemos hacer nada si ellos son los que no se sienten capaces con seguir.

Mucha pena la carta de Gee, no sé como tomarlo en realidad, pero sigo sin creer que es cierto...

FlakyKagamine dijo...

ok leer esta carta en verdad fue difícil, no me hago la idea de que ellos terminaron, pero leer esto fue como un choque diciéndome es verdad!
Se que Gerard tiene razón en algo, My Chemical Romance habrá terminado, pero NUNCA morirá! en mi corazón siempre estarán vivos!